• ¿Falta de oficio? ¿novatez? ¿O decisión deliberada? los motivos para “hacer menos” a Alejandro Tello

  •  Vero Díaz ¿al rescate de Guadalupe?

  • El cinismo de Gustavo Uribe

  • Conveniencias

Por Norma Galarza Flores

¿Falta de oficio? ¿novatez? ¿O decisión deliberada?.- Son las interrogantes. Dicen que la omisión por parte de la “súper” Delegada de Programas para el Desarrollo Verónica Díaz de no avisarle formalmente a Alejandro Tello sobre la visita de Andrés Manuel a Zacatecas, no fue casual. Señalan los que saben, que el “descuido” se trató de un arranque de celotipia por parte de David Monreal luego de que en la última visita de López Obrador a Zacatecas, en la reunión breve que sostuvo con el mandatario estatal, éste le refirió que el único puente de contacto de su gobierno con la federación era Olga Sánchez Cordero. El mismo Gobernador luego del “ninguneo” por parte de la Delegada señaló en entrevista, que llamó a la Secretaria de Gobernación, en tono de queja ante este deplante. Ese podría, ser el motivo del error garrafal de brincar a Alejandro Tello, en el mejor de los casos por el bien de la reputación que se construye la Delegada. El otro escenario y más grave sería que a poco tiempo de llegar al puesto la falta de tacto sea solo evidencia de la carencia de oficio político de la funcionaria. Solo especulaciones, pero si la omisión no fue deliberada, no extrañaría, ya que desde que llegó al puesto, ha habido continuos ejemplos de que a Verito le falta callo en el quehacer político. En más de una ocasión se le ha visto un proceder improvisado, solo basta con recordar su mutismo ante la ola de problemas financieros en varias dependencias federales a los que la Súuuuper Delegada respondió con un silencio sepulcral. Por lo pronto con la visita de AMLO ya como Presidente a Zacatecas, la “Esperanza de México” anotó autogol”.

Vero Díaz ¿al rescate de Guadalupe?- Bueno y ya que viene a colación la Delegada, trascendió que –como gesto mínimo- ya se hizo presente en Guadalupe ante el desastre inaugural de su partido en el poder en ese municipio. No se sabe si la respuesta rápida como la del Chapulín Colorado ante el clamor social de ¿Y ahora quien podrá defendernos? hizo efecto inmediato en la monrealista. La salida inesperada y “haiga sido por lo que haiga sido” de Julio César Chávez, prendió las alarmas entre el grupo fresnillense al que Chávez Padilla les debe directamente su nominación a la Presidencia de Guadalupe. En respuesta, ayer Vero Díaz Robles acudió presurosa a posar para la foto y avisarle a César González Navarro, el Presidente Municipal interino, que el Peje profesa un “aprecio especial” por Guadalupe. Ante esa declaración de amor de dientes para afuera, dicen, que los guadalupenses sostienen que mientras ese sentimiento no se manifieste en el presupuesto, no vale. En fin, ojalá ahora sí se tenga interés de enderezar el camino porque los pobladores de ese municipio ya empiezan a sentir que el grupo que les prometió un cambio, no es muy diferente de los que lo antecedieron.

El cinismo de Gustavo Uribe.- Y ya que agarramos vuelo, al que también le llegó un interés repentino por Guadalupe fue a Gustavo Uribe, dirigente estatal del PRI. No se sabe si es solo una muestra patética de que el líder necesita reflectores porque últimamente le ha dado por opinar de todo. Lo que es evidente es que si un grupo político no tiene calidad moral para exigir nada en ese municipio, es precisamente al que representa. ¿Con qué cara Uribe Góngora exige que el gobierno de Guadalupe resuelva los problemas, si éstos se deben en gran parte a los malos manejos de las dos últimas administraciones priistas? ¿Ya se le olvidó al ex diputado que las complicaciones que enfrenta  Guadalupe no se gestaron los últimos 4 meses sino que ya tienen más de 3 años? ¿Porque no se manifiesta y exige claridad para que la Auditoría Superior del Estado finque responsabilidades contra el saqueo que la misma institución ventiló de la administración de Robharto Luévano? Sin duda, ante la falta de credibilidad que tiene el partido que representa y que, valga decirlo, se ganó a pulso, lo más congruente en la agenda del líder priista es no sólo opinar a diestra y siniestra sino enfocarse primero en limpiar la casa. Tantita mother ¿no líder?

Conveniencias

Dicen que cuando el mar esta picado lo menos aconsejable es nadar contra corriente, eso lo entendió el líder sindical petrolero Carlos Romero Deschaps. Y es que ahora que AMLO emprendió una cruzada sin precedente al interior del Gobierno para acabar con el huachicoleo, el cacique del oro negro emitió un comunicado desde el sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana aplaudiendo la medida del Presidente. El escrito destinado a la opinión pública, laudea sin rubor la medida de cerrar ductos por parte del gobierno de la Cuarta Trasformación, justifica el desabasto y se pone de pechito en señal de subordinación ante los designios del Jefe del Ejecutivo Federal. ¿Será que el cuestionado líder sindical ya puso sus barbas a remojar ante la guadaña cegadora de corrupción que AMLO dice poseer? Más allá de todo el brete del cierre de ductos ¿Se empezará por investigar a Romero Deschamps por enriquecimiento ilícito? ¿O ya se olvidaron que la prole del opulento líder mandaba de viaje en avión privado a sus perros para que fueran cómodos? Lo más seguro es que el mensaje a través del cual Romero Deschamps se cuadra con el Peje, le genere el tan publicitado perdón presidencial. Nada nuevo bajo el sol. Hasta el lunes.