“En la paz, los hijos entierran a sus padres; la guerra altera el orden de la naturaleza y hace que los padres entierren a sus hijos”. Herótodo de Halicarnaso padre de la historia griega 484-425 a.c.

Por Fushe

Hoy como cada semana, después de treinta y siete, inicie mi columna de opinión -la cuál agradezco a Norma Galarza la confianza de colaborar en el portal que fundara mi recordado y querido amigo Marco Casillas- pero ante los hecho ocurridos esta tarde de Lunes 29 de Mayo del 2017.  Y en los cuales se ve afectada la tranquilidad y trastocado lo más importante para un hombre, un padre un profesional, un compañero, un fotoperiodista que informaba y daba testimonio con su trabajo de lo que pasa en nuestro estado, no me queda más que solidarizarme al dolor y la pérdida irreparable de su querido hijo.

Estimado Ricardo Reyes, un abrazo fraterno, con respeto a tu dolor y pidiendo desde mi creencia religiosa en que Dios te de fortaleza y resignación para cruzar este camino, donde no hay palabras para poder decirte algo. Solo un abrazo con mi afecto y solidaridad.

Para quienes se nos brinda un espacio público de opinión, de colaboración, de crítica, es obligado no callar, es necesario  reclamar lo que nuestra sociedad clama desde hace tiempo, una sociedad que se siente agraviada ya no sabemos si por ignorancia, ineptitud, negligencia o indolencia.

Salir en una rueda de prensa con poca información, sin respuestas, sin más personajes  del recién nombrado consejo de seguridad, sin los integrantes del gabinete de seguridad, y aclarando que fue una persecución y que quien  murió en el hecho, es realmente lamentable -como si fuera caso menor que en plena hora escolar, en una arteria de mayor tránsito de la capital haya gente armada- el brindar una explicación incluso en un tono de sugerida complicidad, es indignante, parece que se privilegia la justificación a la investigación.

Mi opinión el día de hoy, tenía que ver con los comicios electorales del próximo domingo en el estado de México, pero ante los hechos que lamentamos todo el día de hoy, es necesario solidarizarme con un ciudadano y que por cierto estimo y respeto por ser un profesional y un buen amigo y hoy  ha perdido a un hijo. Ya no hay preguntas, ahora hay incertidumbre, hay hartazgo, hay lastimosa vergüenza, y si me permite estimado lector, dolor, mucho dolor. Silencio y dolor.

En nuestra sociedad zacatecana, cada día, es más cotidiano ver que los hechos violetos ocupen un lugar de primera página, la inseguridad le ha ganado a la economía, al turismo, a la cultura, a la educación, al deporte, el mismo señor Obispo ha sugerido Toque de Queda.  Si renuncia o no el gabinete de seguridad ya no es un tema, ahora el tema es; este gobierno pasará a la historia como el diferente…. ¿En qué?

El gobernador deberá tomar decisiones pronto, porque hasta hoy él y solo él está cargando con todo. Su gabinete,  cada vez más distante, más lejano, menos capaz y atienden menos, ya ni llamadas contestan, ni whatsapp, ni mensajes ni nada,  y eso indigna, sino pregúntenselo a la gente. Insisto en que los funcionarios deben funcionar, sino serán simples burócratas

“Un daño colateral, una lamentable circunstancia: será la explicación”.  ¿Y la estrategia funciona?

Descanse en paz Luis David Donaji Reyes Ávila.