Por Fushe

La estructura de MORENA se ha consolidado a través del trabajo de Saúl Monreal. El cachorro de los Monreal ha visitado en más de tres ocasiones el estado, ha sido fiel escudero de Andrés Manuel López Obrador, su trabajo ha permitido que las encuestas (todas) lo ubiquen en primer lugar para ocupar un escaño en el Senado de la República.

Sin embargo, Andrés Manuel ha impuesto dos figuras que de entrada se antojan perdedoras, nada más y nada menos que el viejo tigre Pepe Narro y la presidenta “Legítima” de Zacatecas Soledad Luevano. Pareciera que el Peje juega a perder cada seis años, durante esta administración, la de Peña Nieto, se ha dedicado a crecer y conformar cuadros y oportunidades interesantes, llevaba la delantera, pero como cada seis años, su discurso y sus decisiones contribuyen a hacerse él mismo su entierro propio o el llamado Hara-Kiri.

El discurso de Peje” inicia mal y se repite. Llamarle “señoritingo” al candidato ciudadano que postula el PRI, Pepe Meade, refleja claramente el inicio a su tan conocido discurso el que como cada seis años, no articula ni fortalece y el mismo se hunde para después, ya perdido, repartir culpas al INE, a la Mafia del Poder y a las ratas que saltan del barco cuando se une.

Saúl “El Delfín” Monreal gano en las encuestas (todas) al tigre Narro 3×1 y era el mejor posicionado para dar la pelea por MORENA, sin embargo, el propio Andrés Manuel, habría solicitado al menor de los Monreal, trabajar para recuperar el que fue el bastión Monrealista. Le pidió acepte la candidatura por la alcaldía de Fresnillo, donde por cierto, no se ve lejano un posible pacto de caballeros, del líder político de esa región –según dicen lo mando a volar- Pepe Haro, sintiéndose ya un político poderoso.

Sin duda, el ambiente que genera ya el proceso electoral 2018 hacen suponer sorpresas, desencantos, enojos, traiciones y porque no cambios de camiseta, la decisión de Saúl Monreal de ir por Fresnillo es una decisión inteligente, el escenario pinta difícil para Narro y Luevano, toda vez que la formula natural y que garantizaba era Monreal y Bañuelos. ¿Quien ayudara a Soledad y al Tigre?

Monreal ni tarde ni perezoso ya dio inicio su trabajo en Fresnillo donde a partir de hoy se genera un nuevo proyecto y es que según el “ave de las tempestades políticas” Saul Monreal, esta convencido que regresara el progreso y el orden a su tierra, cuenta con la simpatía de propios y extraños y es que muchos de los priistas estarían apoyando el proyecto con tal de que Haro no repita y es donde seguramente enfocaran todo el arsenal político nuevamente Richilu y David Monreal para desde ahí, su tierra, trabajar el proyecto que sin duda ya se antoja posible que es lanzar a un zacatecano para la grande porque Andrés ya no le alcanzara.

Por lo pronto, el proyecto de Fresnillo la está dibujando como “La Ciudad de la Esperanza” en Zacatecas, toda vez que Saúl ya dio inicio con el desarrollo de proyectos estratégicos para potenciar a su tierra como punta de lanza y aprovechar al máximo los mas de 1,450 millones de pesos que existen sin ejercer del tan peleado Fondo del Impuesto Minero y que fresnillo tendría por lógica una cantidad suficiente para hacer un Fresnillo nuevo con un enfoque mas industrial, turístico y productivo.

La Faena que realizo El Delfín Monreal hace suponer que tiene alineado los astros, desde México el apoyo será total y absoluto para enfrentar a la “mafia del poder fresnillense” no habrá quien se oponga a ver a Fresnillo como lo es, con su grandeza histórica y cultural y ejemplo de industrialización y desarrollo, ya se vio al Potrillo sumando cuadros de alto nivel político y profesional para dar forma a una nueva ciudad que según se entiende será La Ciudad Esperanza, donde si habrá, empleo, desarrollo, educación, seguridad y calidad de vida.

Así las cosas, nos leemos hasta la próxima.