Por: Fushe

En este momento se habla en más de una mesa, de la molestia del Presidente Peña Nieto con Alejandro Tello. No porque haya propuesto el impuesto ecológico, no, sino por el momento que se presenta. El actual, es un contexto internacional donde se sabe que más de 4 secretarios del gabinete del Presidente la Republica están molestos; José Antonio Meade, de Hacienda, Rosario Robles, de SEDATU.

Los más molestos Idelfonso Guajardo, Luis Videgaray e incluso Emilio Gamboa, se ven extrañados por el tema y es probable que Romero Deschamps pueda echar andar la maquinaria.

¿Porque la molestia? Nada menos que el ministro de Economía de Canadá, ha reclamado el trato de de Zacatecas a sus empresarios mineros, y es precisamente ahora, en la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLCAN) que tema toma fuerza, ¿será por eso que Peña Nieto mando la controversia al órgano más alto de justicia de la nación?

Sin duda los que saben, ven muuuuuy difícil que se logre la aceptación del impuesto, sin embargo, hay quienes recomiendan también, que se replanteen con el ejecutivo federal, las propuestas para que no sea a través del impuesto, sino, a través de la gestión y la política que se logren más que los mil doscientos millones de pesos que necesita el Estado.

Mientras tanto aquí, el Gobernador ha dicho que este impuesto ayudara a pagar a los maestros, a la salud, y a otros rubros, pero si no se logra este impuesto, entonces, ¿qué va a suceder con esos sectores? Este tema ha provocado un desgaste muy fuerte en el Ejecutivo estatal y en los en temas fundamentales siguen apareciendo los mismos secretarios para ayudar.

Otro frente que no hay que perder de vista, es que muchos de sus amigos, los que supuestamente están con Tello, son los primeros en señalar “ya” lo que está mal en su política; que no escucha, que no abre y que no entiende. Pero, ¿no será también, que quienes le están aconsejand no logran convencerlo? ¿Les faltarán argumentos, razones o experiencia?

Por lo pronto se ve complicado que el el impuesto ecológico pase, porque así como Peña Nieto no avisó que presentaría la controversia, dicen que tampoco Tello entendió el mensaje de Peña Nieto diciéndole “lo vemos, lo revisamos”, y lo presentó.

El Ejecutivo zacatecano reclama todo lo que ha trabajado y hecho por Peña Nieto y el PRI, así que le pide “reciprocidad” por jugársela con él, pero, ¿qué opinan los mismos priistas que estuvieron en campaña apoyando a Tello y ahora están en la banca? Pues nada, solo piden lo mismo: “reciprocidad”.

Ojalá se atrevieran a decirle la verdad a Tello todos aquellos que se sacan la foto con él y lo felicitan y en otra mesa dicen exactamente lo contrario, incluso alguno que se dice compadre ya le aplico la de Judas, por tres monedas… Al tiempo.

Un priista de cepa dijo: “haremos lo mismo que el Gobernador nos aplicó cuando fue al PRI a decir que todos cabíamos en su proyecto, y después en el Palacio de Convenciones a esos mismos nos dijo aquí no es agencia de colocación, ni hay amigos”. La pregunta obligada es ¿Quién le opera en lo político? Porque tomando café todos los días a medio día, no se hace política, se puede tomar café pero política no.

Como nota curiosa: Sería importante saber cuál es el argumento de que el Festival Cultual solo vaya a ser una semana y saber cuánto se va a invertir en su elenco y promoción, tal vez se piensa que es un eventito, cuando en realidad desde que Genaro Borrego lo instauró, es uno de los festivales más importantes no solo de Zacatecas, sino de México.

A nuestro Estado le da identidad, presencia y desde luego la magnitud de nuestro destino turístico y cultural, como una gran Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad, falta ver que hacen con este festival que siempre dio el bien hablar de Zacatecas.

Así las cosas, nos leemos en la próxima, saludos.