Por Norma Galarza

Esta semana me daré a la tarea de examinar algunas de las  propuestas de los candidatos para la alcaldía de Zacatecas. Como el tiempo apremia y son varios, hablaré de lo que ofrecen al menos los que ocupan los tres primeros lugares en la intención del voto. Hoy toca a Ulises Mejía Haro el abanderado de la coalición que integran Morena-PES y PT y a quien por cierto, las encuestas ubican en la cúspide de las preferencias.

Ulises Mejía, propuestas serias antecedidas por un diagnóstico.-  La primera impresión con la que me quedé al conocer a Ulises Mejía, es que a pesar de su juventud es un candidato serio. Y es que tal parece que el candidato de la coalición “Juntos haremos historia” se preocupó por realizar la tarea en lo que respecta a proponer alternativas de desarrollo para nuestra capital, con un ingrediente importantísimo: la evaluación previa. Ayer me di a la tarea de leer las propuestas más importantes de su campaña y constaté con beneplácito (Ay sí, ay sí), que el empresario, es el único de los candidatos, cuyas propuestas corresponden a la realidad de los zacatecanos.

Seguridad la estrategia integral.- En el tema de la Seguridad Mejía Haro, propone una estrategia integral que no solo incluye la mancha urbana sino a las 22 comunidades rurales que integran el municipio. En ese sentido, el ataque frontal contra la delincuencia incluye desde la homologación salarial de los cuerpos policíacos, la capacitación y profesionalización de los elementos, la colocación de cámaras de seguridad, así como las acciones encaminadas al combate de la inseguridad en su raíz, con oportunidades de ingreso para los jóvenes.

Orientación, capacitación y gestión en apoyo a las y los emprendedores.- Otro aspecto interesante de la plataforma del aspirante poseedor de dos títulos de Maestría, y que tiene  que ver con la búsqueda de alternativas empresariales, es la creación del Instituto Zacatecano del Emprendedor, una alternativa ambiciosa que se puede instaurar a nivel estatal, cuya función principal será la de orientar a los creadores y personas que quieran empezar un negocio concentrando la información de programas estatales y federales, para apoyarlos incluso en la realización de su proyecto, además del respaldo necesario para la obtención de los recursos. Mejía Haro, sabe que la gestión es una pieza fundamental para el éxito de cualquier gobierno, por eso  propone generar un vínculo entre gobierno municipal con los sectores productivo y académico, para que los recursos que existen en los ámbitos públicos y privados lleguen al municipio e impacten en la cristalización de los proyectos productivos que incentiven la economía generadora de empleos.

Reivindicar al turismo como una importante fuente de ingreso para los zacatecanos.- Otra propuesta eje de Ulises Mejía es la creación de una Terminal Turística la cual se consensa con locatarios del mercado González Ortega  y se proyecta como un centro donde se pueda brindar la información necesaria sobre los lugares a los hay que ir. Este proyecto tiene además el objetivo de brindar al visitante todas las opciones turísticas del Estado incluyendo los municipios aledaños. Así mismo busca una relacionar al visitante con aspectos típicos locales que no lo concentren en el Centro Histórico sino que lo inviten a ir otros sitios de interés. Con una visión que incluya todas las ofertas de Zacatecas que genere ingreso también al microempresario con recorridos culinarios a mercados típicos de la zona conurbada, a centros religiosos de la periferia, Mejía Haro busca que el turismo sea una actividad que genere ingreso para más familias en el municipio. Por último otra propuesta interesante en ese aspecto en en el tema de la orientación a los turistas.  El candidato propone becar a las personas que lo soliciten para acompañar al visitante sobre a lugares que le pueden resultar atractivos.

Pues esos son algunos de los punto de la plataforma de campaña del candidato al que las encuestas ubican en el primer sitio de la intención del voto. En lo personal, creo que Mejía Haro representa a una generación de empresarios jóvenes comprometidos con su entorno, y que tiene la ventaja de que, aunque creció en el seno de una familia política por su padre, la alcaldía será su primer reto en la función pública, un rostro nuevo que refresca un poco el escenario político local donde lo típico es ver las mismas caras reinventarse cada perdido electoral en busca del jugoso hueso. A usted querido lector le corresponde la última palabra, por lo pronto, el miércoles tocará el turno a Arturo López de Lara, espero su valiosa atención.