Por Pilar Pino/La Cueva del Lobo

Rubén Pineda Machado, especialista en Trastorno del Espectro Autista (TEA) quien dirige el Programa de Terapia Conductual del Sistema Municipal del DIF de Zacatecas, en entrevista para La Cueva del Lobo habló sobre algunas características del TEA y sobre  los servicios que se otorgan en el programa que dirige.

Mencionó de entrada, que todos los servicios que otorga  ese centro son totalmente gratuitos, y actualmente se atienden a 27 niños en una sesión semanal de una hora.

Pineda Machado, comentó que el objetivo  de la terapia que se brinda en esa institución municipal, es para que los niños con TEA se puedan desarrollar de una manera beneficiosa y fácil para ellos, en lo referente a comunicación, socialización, aceptación de reglas sociales; además, el desarrollo de cada niño es individual.

Asimismo, señaló que hay niños a quienes se les puede integrar dentro de una escuela, una fiesta, un parque; esto es, una inclusión total social y educativa.

El especialista explicó que comúnmente se da un diagnóstico alrededor de los dos años y medio; sin embargo –dijo-  la detección temprana,  implica un pronóstico mejor de adaptación para los niños con ese trastorno.

Sobre el asunto, comentó que los niños con TEA deben llevar casi toda su vida estas terapias, pero adaptadas a la edad neurológica del paciente; desde la parte sensorial, es decir, la parte primaria hasta quienes pueden acceder a la universidad, ellos llevan terapia para el área social, de comunicación, de planeación a futuro, y más adelante apoyo para relaciones sentimentales.

Mientras que en el área cognitivo y conductual, “la base es trabajar las habilidades básicas para el aprendizaje cuando el niño con TEA (pacientes que generalmente tienen en el programa), en un principio manejan conductas agresivas, chantajistas y especulativas”, expreso Rubén Pineda.

Agregó que estas conductas no permiten que ellos adquieran aprendizaje. Dentro de los dispositivos comunes de enseñanza se encuentran seguimiento de instrucciones, atención (observar su entorno), imitación que es la parte básica para que el niño empiece a usar su aprendizaje y por último la igualación, que consiste, por ejemplo, en la clasificación de colores en los centros comerciales por campos.

Rubén Pineda informó que también maneja la terapia de lenguaje una vez que los dispositivos mencionados se adquieran; por un lado la semántica, es decir, el contenido de conceptos como ejemplo mostrar una llave y explicar para qué se utiliza o de qué está hecha.

Por otro lado, también manejan la expresión verbal, es decir, el habla. Cuando no se desarrolla completamente manejan metodologías alternativas: otros tipos de comunicación con tipología denominada PECS, que se les facilita más a las personas con TEA, que es comunicación por medio de imágenes.

Otra parte importante del Programa es la Escuela para Padres, cuyo objetivo es darles recursos y métodos para que ellos puedan estimular el desarrollo de sus hijos; así como terapia para madres y padres, donde les brinda apoyo psicológico para el proceso de aceptación después de que les da el diagnóstico de sus hijos.

(Foto: Terapia con Perros de la LUDOCAN municipal)