• Con David Saúl Avelar ¿la coalición PRD-PAN(+MC), repetirá en 2018?

  • Jaime Limón Pérez, la “sorpresa” de Morena en esa demarcación

  • El tricolor ¿se la juega con Gilberto Martínez Robles?

Por Norma Galarza

Igual que el clima, en el municipio sureño zacatecano de Tabasco se empiezan a calentar los ánimos electorales, previo a las definiciones sobre quienes serán los candidatos que representen a los partidos políticos que disputarán la alcaldía municipal.

David Saúl Avelar ¿la coalición  PRD-PAN-MC, repetirá en 2018?.- Cuentan, por aquellos lares que vieron nacer al destacado periodista y escritor Mauricio Magdaleno, que el actual alcalde Saúl Avelar, ya levantó la mano y quiere contender como el abanderado de la coalición PAN-PRD y MC. Y no sólo eso, afirman además, que Avelar, estaría apoyado por un grupo fuerte de militantes panistas (partido que lo vio nacer políticamente). Sin embargo, para el político no todo es miel sobre hojuelas ya que tendrá que esperar las definiciones de las cúpulas partidistas. Deberá esperar si Noemí Luna y el Tlatoani vitalicio del PRD Arturo Ortiz Méndez no traen otros planes. Por lo pronto le vendría bien hacer méritos con la población y gestionar o hacer las diligencias correspondientes para que la Secretaría de Comunicaciones y Trasportes nos haga a los que transitamos por aquellos territorios  el rechingado favor de arreglar un poco la carretera que va desde el la frontera municipal  de Villanueva (dónde termina el municipio de Jorge Luis García Vera) a Tabasco, porque los cráteres son tan enormes que más que baches parecen la entrada a universos paralelos. ¿o díganme si miento queridos amigos de Tabasco?

Jaime Limón Pérez, la “sorpresa” de Morena en esa demarcación.- Pues nada, resulta que como a Morena le hacen falta cuadros (¿o cómo se explica?), le da por adoptar priistas (pre)históricos en aras de buscar que le levanten el rating en el municipio en el que por casi nazco y donde por cierto, ese partido carece de estructura. Y es que, ya empezaron las malas lenguas a señalar que Morena trae serias intenciones de proyectar (y luego fingir que se trabaja democráticamente) a Jaime Limón Pérez como candidato a la Presidencia Municipal. Aunque no cabe duda que  el ex alcalde ¿ex? priista es un personaje muy popular por aquellas tropicales tierras (suele hacer un calor, que para qué le cuento); tiene muy pocas posibilidades de dar la sorpresa porque ese partido sigue siendo un feto en formación en ese municipio. Es decir, tiene una estructura más endeble que las varas de nardo, que se mecen al ritmo suave del viento… Aunque a mí me queda una duda  ¿tan malas caras vio el Profe Limón en el tricolor, partido en el que militó por décadas como para cambiarse a la dizque real oposición al sistema? vaya usted a saber. Lo que es cierto es que el Revolucionario Institucional relegó las aspiraciones de uno de sus militantes más leales. Mal plan.

El tricolor ¿se la juega con Gilberto Martínez Robles?.- Mientras tanto, allá  el priismo trae planes de proyectar rumbo a la alcaldía a Gilberto Martínez Robles, quien dejó el encargo como Coordinador Territorial de la Región 09 (compuesta por varios municipios entre ellos el que aspira a gobernar), para registrar su precandidatura. Martínez Robles quien entre otras chambitas ha dedicado parte de su vida a la promoción del deporte, es conocido por ser un hombre trabajador y comprometido con su partido. Además, el ex Coordinador Territorial de la Secretaría de Desarrollo Social de Zacatecas tiene la venia de su ex jefe Otilio Rivera, actual Secretario de Desarrollo Social y operador político del gobierno de Alejandro Tello. ¿se le hará al joven priista el sueño de llegar a la Presidencia Municipal este 2018 o le pegará el desgaste que arrastra su partido? ya veremos, pero, lo que sí le puedo asegurar es que la última palabra la tendrán  los habitantes de aquellas tierras cuyo nombre proviene del náhuatl y significa tierra húmeda. No olvidemos que los tabasquenses se caracterizan por ser un pueblo muy politizado y tienen décadas demostrando que no le han jurado fidelidad a ningún partido político. Ganará el que logre llenarle el ojo al electorado. Ni más ni menos.