Por: Alberto Campos Díaz/Fushe

Los priistas están boquiabiertos con la disposición y trato del ejecutivo del estado y primer priista del  mundo mundial al presidente electo Andrés Manuel López Obrador. Cuentan que nunca se imaginaron que fuera Alejandro Tello quien abriría  de par en par las puertas del Palacio de la Casa de lo Perros para dar el mas amplio recibimiento al ex gobernador Ricardo Monreal.

Hace días y durante la campaña a Presidente de la República la doctora Cristina Rodríguez primera dama del estado pedía a la Virgen de Fátima, justo el 13 de mayo en sus oraciones: “Pido protejas a mi patria de la amenaza de una dictadura socialista y nos des un buen gobernante”.

No había nada que pudiera imaginar el escenario actual. También hace solo unos meses (28) para ser exactos la campaña de Tello se baso en descalificar al grupo Monreal con una campaña de “miedo”. En diferentes entrevistas de radio lo dijo de manera abierta, recuerdo una entrevista en Expansión televisión día 05/12/2016 en una columna llama Voto Duro, le preguntaron ¿quien le dijo que los zacatecanos son priistas? La historia, -respondió-. El entrevistador replicó – . ¿Que lo escuche Monreal?- que lo escuche; contestó el entonces candidato.

Aunque parezca increíble, desde esas confesiones hasta a ahora, ha habido muchos cambios y para hacer sentir cómodo al “Peje” y al Grupo Monreal (incluída Vero Díaz) hasta preparó tremendo banquete en la sala de recepciones del palacio de gobierno ofreciendo unos canapés muy “FIFI” para el presidente electo.

Es que, seguramente Lindy Moreno, que andaba en primera fila en la salutación y foto, fue la encargada de pedir tremendo banquete, seguramente es porque vieron la revista “HOLA” de Octubre y se dieron cuenta que después de la boda de Cesar  Nañez sería muy poco tino ofrecerle unas gordas zacatecanas, como las que acostumbra desayunar en la colonia Tres Cruces cada vez que viene a Zacatecas.

Para colmo su coordinador de asesores Pablo Pedroza señalaba vía Facebook que “Los tiempos electorales han pasado, lo importante es la República y Zacatecas en ese alto fin, han coincidido y convocado”(sic). Es natural que por encima de todos los oficios políticos locales se haya optado por dar la espalda a los supuestos aliados del PRI, dejándolos fuera de toda opinión u opción con el fin de estar alineado al  momento político. Adiós a la defensa a ultranza a favor de Peña Nieto hasta hace unos días, el gran amigo de los zacatecanos.

Por otro lado,  se siente ya una entrega pragmática y de fondo o forma  política del estado y con el tema 2021, para quienes tienen la lectura política, estos actos sin más, es poner alfombra roja y caravanas para que la transición próxima vaya siendo tersa, claro está, en aras de “Zacatecas y la República”, (o sea los hijos de la nación, edición 2018) seguramente pasarán como grandes líderes y ciervos de la política.

No es difícil adivinar o suponer de donde salen estas acciones que el Ejecutivo del Estado emprende, dejando por detrás la militancia de partido, su relación con los actores políticos que lo llevaron al poder, el congreso, ahora ya tiene nuevos aliados, seguramente animado por las voces que tiene en su entorno, que dicho sea de paso, no han sido las mejores.

Una vez que se ha librado de todos los compromisos políticos y teniendo lejos a todos los priistas de cepa, que habían decidido dar un voto de confianza al Gobernador, justo ahora están mas que sorprendidos, y se ven desanimados y algunos desconsolados. Preguntan por que el lema de campaña Tello es garantía, ahora se preguntan ¿Para quién?

Lo malo de no cerrar y cumplir acuerdos políticos  es que el momento será más delante cuando tenga que ver los resultados de sus actos. ¿o acaso ya se habrán olvidado todos de los señalamientos que se hicieron al grupo Monreal? las súplicas para que Peje no llegara a gobernar la República? y peor aún, ahora sin aliados de su partido en lo local.

Si logró que los canapés FIFÍ y su quehacer político firmaran un pacto político hacia la sucesión, tal vez lo blinden, de lo contrario el futuro político (que poco le importa) que ha expresado no interesarle y está claro, en cambio para quienes saben de política se parece más a una traición que a un acto republicano y políticamente correcto.  Justificado en el simplismo de “pasaron las campañas”. Está claro, todo está escrito y como dirían en Roma ¡muera el Rey!…. ¡Viva el Rey López Obrador y su patria amorosa!.

En Facebook: Yo señalé que los comprendo, y la respuesta del Coordinador de asesores fue una carcajada, precisamente me parece que esa es la postura del coordinador de asesores, le causa gracia las cosas que deberían de no causarlas. En fin no tiene la culpa el indio sino quien lo hace compadre.En el pasado los reyes tenias bufones, hoy se les pude llamar ¿asesores? Que deben reírse de todo para mantener feliz al gobernante.

Así las cosas, nos leemos la próxima.