Por J. Alberto Campos Díaz/Fushe.

Es imposible no hablar de la muerte de Fidel Castro, curiosamente Cuba sigue llorándolo mientras los cubanos en Miami celebran su partida. Podemos estar de acuerdo o no con su ideología, con su sistema, pero lo que sí debo de reconocer es su gran participación en el mundo. Decir que fue tal vez un mal necesario. ¿Qué hubiese pasado con Miami y el mundo sin Fidel Castro?, los cubanos tal vez nunca hubieran emigrado y el mundo no conocería a  las grandes mujeres y hombres que nos enseñan una cultura extraordinaria de convivencia, folklore, amistad, trabajo, compromiso amor y honradez por su Cuba. Justo así la conozco, GRANDE Y MAGESTUOSA por su GENTE.

En Zacatecas existe una comunidad cubana muy importante, mi reconocimiento a todos ellos por seguir adelante llevando a Cuba por el mundo y mostrándola como una gran nación, siendo cada uno de ellos sus embajadores sin nombramiento. Cuba será diferente a partir de la muerte de Fidel Castro, pero reitero, lo diferente no es siempre sinónimo de mejor.

En el contexto de la migración es que en México, también tenemos nuestro éxodo y justo en la semana se dio un penoso y bochornoso incidente con quien trató de erigirse como representante de los paisanos pero, en una posición fuera de momento político ha sufrido una serie de manifestaciones importantes en su contra, principalmente de los paisanos radicados en Estados Unidos.

Cuestionar el comportamiento de los latinos y principalmente de los zacatecanos le ha costado algo más que un rato desagradable a Iris Aguirre. Es necesario que pronto rectifique, la política no solo es hablar o tener discurso, hay que tener grupo, hay que guardar formas, saber los fondos, debe tener claro que es el Congreso del Estado de Zacatecas; que es la máxima tribuna de los zacatecanos (todos) la imagen que ella tiene ahora, será muy difícil de superar, deberá de pensar bien que va hacer de su gestión –si no renuncia- y acompañarse por gente de política.

Lady Trump como la conocen ya medios nacionales e internacionales lastimó la dignidad del migrante, sin embargo, también es momento de reflexionar en un tema fundamental; el papel de los medios de comunicación y sus redes sociales.

Los medios de comunicación siempre son contrapesos sociales e incluso de poder, y deben de ser tratados con respeto; porque aunque a veces hablen bajito, no significa que no sepan hablar fuerte y en otro tono. No se puede vivir en pluralidad, democracia y libertad, incluso en armonía social sin ellos.
Así las cosas, nos leemos hasta la próxima.