Por: Alberto Campos Díaz/Fushe

“Las elecciones, a veces, son la venganza del ciudadano. La papeleta, un puñal de papel ” David Lloyd George.

Cuando escucho a la gente decir que Andrés Manuel López Obrador va a ganar y que lo tendremos como el próximo Presidente de la República, he tratado de explicar, aunque normalmente no me lo han permitido, porque en cuanto inicio a decirles los argumentos, los descalifican, no los aceptan y  terminó por escuchar que AMLO cambiará al país, que venderá el avión presidencial y que bajara la gasolina, terminará con la delincuencia y que viviremos en un país como el de Alicia en el País de las Maravillas.

Desde mi punto de vista debemos valorar:

AMLO va arriba en encuestas con 36 puntos (supuestamente). La pregunta es puntos ¿de qué? Pues simple, son intención  de voto, es decir, Andrés Manuel tiene 18 años en campaña, por ello, conocerle equivale al 30% (+-) de intención de voto NO DE VOTOS TOTALES. Adicionalmente, debo decirles que AMLO siempre ha estado arriba en preferencias, aun y cuando no  hay elecciones, sin embargo, recordemos el 2006 donde AMLO llevaba una ventaja a Felipe Calderón casi de 20 puntos, Felipe Calderón se rebeló a Vicente Fox quien quería imponer a Santiago Creel, sin embargo, Calderón participó y ganó, se consideraba un candidato débil, sin penetración en mercado político, muy poco conocido y además en contra del Presidente de la República. Finalmente Felipe Calderón gano la elección y fue Presidente del 2006 al 2012. En 2012 AMLO, no tuvo nada que hacer, pero también al inicio del proceso y sin candidato por el  VERDE-PRI-PANAL iba arriba hasta que Peña Nieto apareció en escena.

En esta elección, es natural que AMLO tiene 18 años de campaña lo que le da una ventaja y conocimiento de toda la sociedad, esto se debe a que los candidatos (todos) son nuevos en el aparador (mercado político) y por ello no han tenido su crecimiento y penetración natural, mucho se habla de que Ricardo Anaya va bien, pero realmente va mal, el tema nacional le ha afectado en mucho su trabajo y al interior del PAN dividió los grupos importantes y lo que más pesará es el ala que se desprendió del Calderonismo representando a Margarita Zavala ahora como candidata independiente y al interior del PRD las cosas pintan peor,  por ello el crecimiento de Anaya está estancado, pero crecerá sin duda.

José Antonio Meade Kuribreña simplemente es un candidato que por primera vez en la historia de México es de extracto  ciudadano, realmente pudiera haber sido postulado por el PAN, PRD o MORENA pero no convino a interés de sus dirigentes, una sencilla razón, la lucha del poder. Andrés Manuel nunca abanderaría su sueño de ser por tercera vez candidato.

La sociedad quiere un candidato ciudadano, ahora lo tiene, cabe decir que en la elección de Meade Kuribreña los partidos de la Coalición hicieron a un lado los intereses de poder y los partidos que lo postulan tuvieron que ceder todo por llevar a quien considera el mejor y más preparado candidato al cargo de Presidente de la República en la historia de nuestro país.

Por ello, dejemos que ruede la pelota, porque falta aún mucho por recorrer, lo cierto es que AMLO no crecerá más de lo que trae y por el contrario, inicia a bajar en preferencias, el solo con sus declaraciones se va restando puntos. Por su parte  Anaya y Meade Kuribreña tienen mucho más por crecer, en ese sentido la ventaja competitiva lo tiene la Coalición Verde-PRI-PANAL, los demás partidos siguen fracturados y confrontados al interior.

Sin duda AMLO va arriba en encuestas, pero, siempre lo ha estado, gana en encuestas, pierde en elecciones. Por último, una reflexión: ¿cómo es posible que alguien viva 18 años sin trabajar, no tenga cuentas bancarias, no tenga créditos y no tenga trabajo y se de ese nivel de vida junto con su familia,  ese es el tema porque no quiere debatir?

Así las cosas, nos leemos en la próxima.