Por Norma Galarza Flores 

Sin enmarcar el evento en la fastuosidad, Alejandro Tello Cristerna rindió cuentas ante la recién instalada LXIII Legislatura, que estrenó sesiones en el segundo informe del gobernador.

Hubo de todo. Desde  terciopelo hasta oportunismo de los representantes de los partidos políticos que aprovecharon los reflectores para exponer cuáles serán sus plataformas de trabajo los próximos 3 años.

Susana Rodríguez, la del Verde Ecologista –amiga de Tello- inauguró en las participaciones de cada representante de partido, el discurso empalagoso y tapetero dejando claro de qué lado mascará la iguana en el Congreso local,  para el partido que enriqueció al Niño Verde.

Otros como Javier Calzada el representante del Partido Encuentro Social (PES) le puso sal en la herida al problema más grave de esta gestión: el de la inseguridad.

El desdibujado PRD también lució con el discurso en tono político setentero de José Juan Mendoza Maldonado quien por cierto ya había ocupado curul en la LX Legislatura.

Los priistas previo al salto mortal de una de sus integrantes a Morena, mostraron el respaldo que esperaba su Gobernador.

Morena por su parte, pese a que a nivel federal se prevé un trato terso con el Gobierno de Tello los morenistas en Zacatecas –o mejor dicho Monrealistas- ya fertilizan el terreno para la sucesión 20121. Y que mejor forma de hacerlo que simular ser oposición.  Recordemos que ese discurso les funcionó y les hizo ganar varios escaños en las elecciones que acaban de pasar.

A grandes rasgos, Tello no la tiene fácil los 3 años que le quedan a su administración ya que su partido y los aliados de éste –cada vez menos-  no tienen mayoría.

En un Congreso formado pluralmente, las iniciativas del ejecutivo toparán con la piedra de un Legislativo que ahora sí -por conveniencia política o lo que sea- cumplirá su función de contrapeso del Ejecutivo.  Al menos eso es lo que se ve venir.

 Y es que,  luego de sumar a sus filas a Armando Perales del PT y a María Navidad de Jesús Rayas Ochoa del PRI, Morena es la fracción parlamentaria con más miembros, sin embargo le faltará cabildear con los integrantes de los demás partidos políticos para frenar o dar luz verde a las iniciativas del ejecutivo.

 Por lo pronto el mensaje está mandado.  A la gestión de Alejandro Tello, no le espera terciopelo frente a la  LXIII Legislatura.