Por Dante Godoy

Luego de que la Sala del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), emitiera un resolutivo de echar abajo candidaturas a diputaciones, presidencias municipales y regidurías, las aspiraciones políticas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se debilitó a menos de 40 días de la elección.

Este revés legal dejó en plena indefensión al PRD de cara al proceso electoral, dado que los candidatos no pueden hacer proselitismo ni erogar recursos económicos para su promoción con los electores.

Hasta el momento el dirigente del Sol Azteca, Arturo Ortiz Méndez, no ha emitido declaración sobre el procedimiento que se ha dado a conocer por el TEPJF, por lo que se espera que en las próximas horas haya una justificación o respuesta ante el cuestionamiento de la opinión pública y de los medios de comunicación.

De acuerdo con esto, el TEPJF solamente “tumbó” a los abanderados del PRD, no así a los candidatos de la coalición PAN y Movimiento Ciudadano, por lo que una de las candidaturas de uno de los municipios más importantes, como lo es Fresnillo, queda en “la cuerda floja”, por lo que la candidatura de Salvador Galván (PRD), está en riesgo y pueda haber un relevo de candidato.