María de la Luz Domínguez, ¿Fuerza aérea de la UAZ?

 Por Norma Galarza

ROBERTO HUÉVANO.- De flojera, las declaraciones del ex “Grande” alcalde de Guadalupe, quien saltó como araña caza moscas, en defensa del ex Gobernador Miguel Alonso Reyes, al pedir que se señale “lo que sí hizo bien”. Y es que, a pesar de que emprender una cruzada en defensa de Alonso Reyes, no solo le resulta contraproducente al actual Dirigente del PRI en el Estado, sino que es completamente estéril, parece que en el personaje de la cara “bonachona”  reencarnó el espíritu de Teresa de Calcuta, a favor de las causas difíciles.  Luévano, quien en este caso adoptó la intención infantil de “querer tapar el sol con un dedo”; contradice al primer priista del Estado, Tello Cristerna, quien hace días declaró que “no metería las manos al fuego por nadie”, actitud coherente a favor de Zacatecas, a pesar de que aquel fue (¿es?) no solo su amigo, sino su principal promotor a la Gubernatura. Para defensas, el caso de MAR, ya no es rentable, por eso extraña la actitud del ex Presidente Municipal, ¿O acaso con esa defensa Luévano exhibe que, como dice el refrán “entre gitanos no se leen las manos”?. Sospechoso.

 images

MARÍA DE LA LUZ DOMÍNGUEZ I.- Conocí a la actual Presidenta Estatal de los Derechos Humanos, durante su época de autoproclamada némesis del Gobierno de Alonso Reyes, en la 61 Legislatura. Metida en su papel de salvadora del mundo “Lucita” solía deambular por los pasillos del Congreso con la neurosis propia de quien piensa que con su trabajo pasará a la historia, pero a la historia de los “buenos”. En aquellos años de depreciado mercantilismo legislativo –se vendían por míseros 100 mil pesos-  Domínguez, era la única traba frente a las ocurrencias de un Poder cooptado.  En sus reacciones histéricas ante cualquier acción, se notaba que se tomaba muy en serio el papel encomendado por “Convergencia”, partido en el que tiempo después, metió la cola el Chamuco y entre otras facturas,  lo hizo  trasmutar a Movimiento Ciudadano.

MARÍA DE LA LUZ DOMÍNGUEZ, REGLAMENTOS II.- Pero cambió. Algo vio el ex gobernador Miguel Alonso en “Lucita”, quien luego de actuar en la escena legislativa como su archienemiga, pasó fácilmente a la burocracia, como directora de Concertación Política en 2014.  A María de la Luz, el tiempo -¿el dinero?-, le hizo dar un giro radical; hoy,  le explotan en la cara  escándalos que la exhiben no solo como una muy bien pagada Presidenta de Derechos Humanos, además, de acuerdo a la nota publicada en  Zacatecas 3.0,  es integrante activa de la fuerza aérea de la UAZ y cobra sin chistar desde hace 10 años, en la “quebrada” institución.  Ante esto la ex diputada se defiende señalando que ha formulado varios reglamentos para nuestra Alma Máter, por lo que el sueldo devengado por esa institución está bien justificado. ¿Será?

…Y mientras en la escena nacional, el morador de Los Pinos “no se levanta cada mañana pensando como joder a México” y sin embargo, lo jode;  hoy  nos visita el que pretende convencernos de ser la esperanza para  este madreado país. Hasta el lunes.