Por Norma Galarza

IMG_0647 (1)

 

RICARDO Y DAVID MONREAL.- ¿Los trajimos acarreados? ¿Vinieron porque les ofrecimos una torta? ¿Les ofrecimos dinero para que vinieran? Esas fueron algunas de las interrogantes que el ex gobernador Ricardo Monreal les hiciera el pasado fin de semana, a los cientos de asistentes al evento de la firma del convenio de colaboración con Recuperemos Zacatecas en el Centro Histórico de la capital, obteniendo un rotundo NO. Así, en un acto de corresponsabilidad Ricardo Monreal, demostró que el apellido Monreal sigue pesando en nuestro estado y pese a las críticas recibidas, David Monreal – a quien por cierto “encargó mucho” a los presentes en dicho evento- como lo dijo su hermano mayor “tiene claras posibilidades de gobernar Zacatecas, y sacar al PRI del poder como en el 98”. ¿Será?

2 (1)

MANLIO, OLVERA, ALONSO Y UN DEJA VÚ.- Como si se tratara de un deja vú, que nos regresó a los tiempos del cetemista histórico, Fidel Velázquez, entre porras añejísimas como aquella de “Manlio amigo el pueblo está contigo”-sólo cambió el nombre, claro-. Un amplio número de priistas se reunieron para escuchar  y participar al ritmo de vivas y hurras a la  “dizque” entrega de  “resultados” del gobierno alonsista al ahora Dirigente Nacional del partido tricolor, Manlio Fabio Beltrones.

ALONSO: EL AUTOELOGIO VITUPERANTE.- Con pose de “salvador del mundo” el gobernador Miguel Alonso, habló de obras como la construcción de 39 presas de agua (si alguien sabe dónde están suban las fotos) y el doble de obra pública que en el sexenio anterior, acciones que supongo coexisten con el gobernador en una realidad virtual a la  que el resto de los zacatecanos no tenemos acceso. En su rosario de autoelogios, victimizaciones y realidades kafkianas, sobresalió el “mutis” general de los priistas asistentes cuando habló del “gran logró” de remodelar Plaza de Armas y la Alameda… Fue entonces cuando las porras callaron…

¿Y LA PORRA DE TELLO?- En dicho evento llamó la atención que algunos de los priistas asistentes, improvisaron porras en apoyo a ¿Quién creen? A Pedro de León y a Adolfo Bonilla, incluso algunos “animosos” vitorearon un potente “Peña, Peña” refiriéndose, al Alcalde de la capital quien llegó como “pop star” saludando de mano y beso a varios de los ahí presentes. Del que nadie dijo nada fue de Alejandro Tello, quien también estaba en el evento y que sólo recibió una mención por parte del Dirigente Nacional, al referirse a su trabajo en el Senado. Así, en una reunión dónde se extrañó la autocrítica –era de esperarse-  el priismo estatal se prepara para la contienda del 2016. ¿Repetirá o será su salida del poder?

 

PRIISTAS DE “PEDIGRÍ”.- A pesar de la cordialidad con que se trataron los priistas de “casta” y los priistas “alonsistas” persiste la inquietud de un grupo muy numeroso al interior del PRI de que el próximo candidato a la gubernatura salga de entre las filas de los priistas “de a deveras” y en este caso el más indicado –dicen- es Adolfo Bonilla, quien tiene una trayectoria más relevante que Alejandro Tello, de quien, incluso se ha dicho que “ni quiere ser gobernador”. Además de que, para experimentos ya estuvo bueno ¿no cree?

 

Ayotzi

AYOTZINAPA, UN AÑO.- El pasado sábado se cumplió el primer año de la masacre en la que desaparecieron 43 estudiantes de la Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa Guerrero y que a pesar del “ya supérenlo”, convocó  a marchas multitudinarias no sólo ciudades del país sino en varios lugares del resto del mundo. En total 237 ciudades se unieron al clamor de “vivos se los llevaron, vivos los queremos” cuyo reclamo dirigido al estado se volvió la bandera del “despertar” mexicano.

AYOTZINAPA, UN AÑO.- Sin embargo a un año, el recuento se puede sintetizar así: Una “verdad histórica” que se esfumó ante las pruebas encontradas  por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dónde el principal móvil de la muerte de 3 integrantes del equipo de Futbol los Avispones, el chofer que conducía el camión de dicho equipo y una ama de casa que los acompañaba, la desaparición de 43 estudiantes, la tortura y asesinato de Julio César Mondragón y la incapacidad en la que una bala en la cabeza postró a Aldo Gutiérrez -quien a un año sigue en coma- apunta a ser el tráfico de drogas y la complicidad policial de todos los niveles, puestos en un escenario, dónde los estudiantes aparecieron en el lugar y el momento equivocado. Sobresale que a un año, los intentos del Gobierno Federal por querer dar carpetazo al asunto les han resultado contraproducentes, porque siendo honestos, hasta para inventarse un guión les ha faltado talento…