• Legisladores ofendidos

  • Aparece el desaparecido: Enrique Flores desconoce deuda que le achacan

  • Lecciones de Rosario Robles: Si te cachan robando, di que te acusan por machismo

Por Norma Galarza

Legisladores ofendidos.- Luego que se exhibiera el intento de las y los integrantes  de la LXIII Legislatura de querer despacharse con la cuchara grande, ahora se hacen los ofendidos.  Y es que, como si la credibilidad estuviera de su parte algunos diputados  pretenden tapar el sol con un dedo después que demostraron su voracidad en días pasados al reasignar el recurso destinado a Herramientas Legislativas a otros capítulos presupuestales (del 4 mil al 3 mil y mil). Algunos queriendo rescatar un poco de su lacerada dignidad, intentaron culpar a los medios de comunicación por la “confusión” en la que se leyó a todas luces como una descarada tentativa de agandalle. Otros, como el petista “Lolo” Hérnandez, solo atinaron a negar la existencia de las Herramientas -que si bien es cierto no existen como tales, el recurso que se destinaba para ellas aún se repartirá hasta DICIEMBRE-, citando a conferencia de prensa.  Sin duda, se les hizo bolas el engrudo y qué bueno que la población esta atenta ante el enorme despilfarro de recursos ya que nuestros “representantes” tienen la intención de gastar casi 18 millones de pesos  bajo los conceptos de servicios personales y servicios generales. Ojalá aprendan que los zacatecanos  estamos atentos a como quieren gastarse nuestros recursos.  Los seguimos observando, no lo olviden.

Aparece el desaparecido: Enrique Flores desconoce deuda que le achacan.- Con el rumor a cuestas de que muy pronto pertenecerá al gabinete de Tello, Enrique Flores  salió a medios a defender su maltratada reputación. Y es que, luego del exceso de crema a sus tacos que le puso Julio César Chávez a sus quejas sobre endeudamiento del municipio que ahora encabeza, tenía que salir el principal aludido a defenderse. Y habló fuerte Flores Mendoza cuando da a entender que Chávez Padilla miente cuando habla que Guadalupe debe más de 850 millones de pesos. Según el ex Presidente de la tierra que venera a la Virgen morena, la deuda que reconoce es de poco más de 312 millones de pesos y no de la cifra que el alcalde de Morena se empeña en atribuirle. Con peras y manzanas Enrique Flores explica los conceptos de la deuda y aclara que ninguno de ellos pertenece a nuevos empréstitos contraídos en su administración sino que son herencias malditas de la administración de su compañero de partido Roberto Luévano quien contrajo una deuda de 145 millones con la venia de Julito, quien era cercanísimo de aquel fallido alcalde. Muy torpe estrategia la adoptada por el ex periodista, ex priista, ex decente y una larga lista de etcéteras quien ostenta ahora el título de Alcalde al mentir descaradamente para victimizarse. Si su objetivo era el de tratar de desviar la atención ante su evidente incapacidad, le salió mal.

Si te cachan robando, di que te acusan por machismo.- Vaya ridículo el que hizo Rosario Robles durante su comparecencia en el Congreso de la Unión.   Y es que, durante su intervención ante el pleno de la Cámara de diputados, la ex Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL) al ser cuestionada sobre el destino de miles de millones de pesos –no doy la cifra porque me da coraje- a lo único que atinó contestar fue que las acusaciones constituían violencia de genero. Así como lo lee, resulta que la cabecilla principal de la Estafa Maestra, no encontró otra forma de defenderse de los señalamientos de desvío de recursos que el de recurrir al argumento del machismo de los legisladores. Y aunque diga que la esculquen, que tiene su conciencia muy tranquila, el hecho es que la ASE documentó que en la dependencia que encabezó dejó un hueco financiero de grandes proporciones. Lo más sospechoso es que “Chayo” se sienta tan confiada ¿acaso  los tentáculos del causante de la legalización en el poder de la corrupción, la alcanzarán a proteger? Esperemos que las acusaciones de las y los legisladores no queden como simples llamaradas de petate y se investigue a Rosario. Si no se hace nada, el nuevo gobierno estará sentando el precedente de que no le interesa atacar la corrupción y la impunidad taras que casualmente fueron las banderas que los llevaron a la Presidencia de la República.

Aullido 1: