• Más fraudes: Las Glorietas de la Muerte

 

 

Por Norma Galarza Flores

 

 

ESAÚ HERNÁNDEZ I.- Siguen dando de qué hablar las declaraciones que hiciera en días pasados el ex funcionario de gobierno Esaú Hernández. Muchos, principalmente los defensores de oficio del Alonsismo, lo han acusado de traidor, malagradecido y cientos de etcéteras en aras de resarcir el golpe a la reputación dañada del Gobernador Miguel Alonso. Sin embargo, la intención  de Hernández Herrera, con la denuncia tardía de corrupción, por lo que se vislumbra, tiene mayor objetivo de “limpiar” el “buen nombre” del PRI en Zacatecas en lugar de, como han dicho varios coquetear con otros partidos políticos.

saul_hernandez

 

 ESAU HERNÁNDEZ II.- Muchos se han preguntado ¿Por qué a Esaú le brotó la moralina a estas alturas del sexenio y no desde el 2011 cuando empezó a notar esa serie de irregularidades? simple, porque está trabajando para el próximo proceso electoral, recordemos que con Alonso Reyes se dio el regreso del partido tricolor a la gubernatura, por lo tanto, más que un brote de conciencia, lo que le pasó al señor Esaú Hernández, es que se le prendió el foco y todo se trata de una estrategia pre electoral, ya que la corrupción con la que se ha manejado la actual administración, puede ser un golpe mortal para el próximo candidato del PRI a la gubernatura por lo que el ex funcionario alonsista, decidió deslindarse y con eso deslindar a los priistas auténticos.  Además, ni como tomarle a Esaú mal la supuesta “traición” contra el Gober, no olvidemos que, como reza el popular dicho; “en política no hay amigos, sólo intereses” por lo que basados en esa máxima de la libido dominandi, se espera que a Miguel Alonso, le pase como a Cristo con Pedro y que a partir de esta fecha, lo nieguen y renieguen de él incluso, más de tres veces. Al tiempo.

 

21 dip

 

Y SIGUE LA MATA DANDO… 

SOLEDAD LUÉVANO.- Pero Esaú Hernández no es el único que ha acusado de corrupción a Miguel Alonso y colaboradores, no olvidemos a Soledad Luévano la Diputada de MORENA, que se ha vuelto la piedrita en el zapato del alonsismo, y quien posteó ayer un video de 4 minutos hablando sobre el fraude millonario de las bien llamadas “Glorietas de la Muerte” obras con las que se benefició principalmente a Juan Alonso, el hermanito del Gobernador.

 LAS GLORIETAS DE LA MUERTE.- Así, como parte de una novela sacada de la imaginación de Sthepen King, por el terror que representa para los zacatecanos que estamos siendo timados sin una pizca de pudor, los expedientes que documentan la corrupción del Gobierno de Miguel Alonso y su hermano Juan, quien es en realidad el segundo a bordo de este barco que se tambalea ante la marejada de acusaciones, siguen saliendo a la luz.

EL MEGAFRAUDE DE LAS GLORIETAS DE LA MUERTE.- en el caso de las glorietas, de acuerdo a la Diputada de Morena, la forma en que los hermanos Alonso efectuaron el fraude fue el siguiente, cito textual lo que escribió la Diputada en su cuenta de Facebook: “Mandaron construir las 56 glorietas del centenario, y cada una costó aproximadamente 500 mil pesos, luego pidieron a los contratistas que facturarán cada glorieta en 1,890,000.00 y se repartieron lo que sobró. Así de simple y así de cínicos. Con eso se robaron 78 millones de pesos construyendo además unos monumentos innecesarios y peligrosos en las carreteras de nuestros municipios”. Muy lamentable.

MIENTRAS TANTO MIGUEL ALONSO, DE VIAJE.- Ante este panorama enrarecido  y a pesar que el gobierno se cae a pedazos, nuestro santo gobernador optó por irse al Vaticano, no se sabe si a pedir perdón por faltar al séptimo mandamiento (no robarás), o a suplicar a San Pedro en su Basílica, la gracia, para que al próximo gobernador no se le ocurra armarle un juicio mediático o político, porque no saldría bien librado.  Aunque en este aspecto y viendo las cosas seriamente, los zacatecanos debemos exigir que los candidatos a la gubernatura, incluyan entre sus propuestas una investigación a fondo de toda la administración 2010-1016, porque después de todo, si el río suena es porque agua lleva.