Los pequeños ladrones desde la cárcel, ven pasar a los grandes ladrones en carroza

Proverbio francés

 

Por Norma Galarza

Ni más ni menos. El proverbio que encabeza lo que tecleo se aplica a la realidad de corrupción e impunidad que vivimos los zacatecanos y que provoca que ladrones de cuello blanco los mejor llamados parásitos del erario, sigan en  las calles tan campantes. Pese a escándalos mediáticos (único tribunal que pisan muchos de nuestros representantes), de acuerdo a datos publicados por el diputado panista Arturo López de Lara, siguen en el limbo 561 millones de pesos y el elefante blanco que representa la Auditoría Superior del Estado ha exonerado a más de 2 mil 800 funcionarios públicos, sin investigación. De Lara,  sin decir nombres señaló que de acuerdo a lo arrojado por pesquisas empezadas desde el 2015 en lo referente a las áreas de donación de municipios como Zacatecas, Atolinga, Vetagrande, Jerez Monte Escobedo y Guadalupe, se encontró en ese rubro un robo tan descarado que calificó como “asquerosidad y marranada”.

Los impunes ex presidentes municipales.- Y es que resulta que en Zacatecas (durante el trienio del actual Diputado Carlos Peña Badillo), Monte Escobedo, Jerez (Pepe Pasteles también tenía uña larga, pos oiga) Vetagrande, Atolinga y Guadalupe (la robadera en Grande bajo la batuta del ahora líder estatal del PRI y próximo candidato a Diputado, ¿adivinó? Sí, se llama Roberto), en lugares reservados para construir áreas de servicio público como jardines, simplemente están ocupadas por ex funcionarios, ex regidores, incluso por ex presidentes municipales (insisto, no dijo nombres), De verdad que asco de personas. Lo que más aterra es que dentro de pocos días los veremos pidiendo el voto ciudadano con sus caras de baqueta. Sí, da tristeza.  A ver si ya nos ponemos las pilas y mínimo los castigamos con el repudio. ¿O no?

Presupuesto de egresos 2018, el albazo.- Anteponiendo la retórica de que lo hacían por “el bien de Zacatecas”, y con una actitud victimizada porque el bloque opositor al proyecto, no asistió a la sesión fast track, acordada ayer por la tarde,  diputados oficialistas aliados de sus partes panistas, la noche de ayer en la LXII Legislatura  aprobaron el paquete de presupuesto de egresos 2018. Con 18 votos a favor del PRI, PAN, Verde y PANAL y la abstención del único opositor en el recinto, el petista Samuel Reveles, anoche se aprobaron 30.4 mil millones de pesos para que sean gastados como mejor convengan a los intereses del grupo dominante. Los conmovedores discursos de los priistas Carlos Peña Badillo, Osvaldo Ávila Tiscareño, que se pueden reducir a simples hurras y vivas a un paquete económico que contempla un incremento del 74 por ciento a la oficina del gobernador -que pasará de 87 millones 623 mil pesos que se ejercieron en 2017 157 millones 833 mil 751 pesos el año que entra-, por citar un ejemplo de los rubros que por albazo se votaron anoche, ante la ausencia de la oposición integrada por PRD, PT, Morena y (oh sorpresa), PES.

2018, más de los mismos.- Pese a que el bloque opositor solicitó tiempo para analizar la propuesta del ejecutivo argumentando entre otras cosas modificaciones en el capitulo de presupuesto para el legislativo como la eliminación de Herraminetas Legislativas por la cercanía del año electoral y porque obviamente serán usadas por los ahora diputados que quieran conservar su coto de poder a través del sufragio, no fue escuchado.Por su parte, una de los integrantes de las fracciones en desacuerdo, Geovanna Bañuelos publicó en su muro de Facebook, sobre lo insólito que le pareció la decisión de avalar en menos de 24 horas lo presentado por el Gobierno de Alejandro Tello. Bañuelos de la Torre, señaló además, que no se negaban a votar el presupuesto, sino al “madruguete” que se aplicó sin modificaciones que se traduzcan en soluciones contra Inseguridad, pobreza y desempleo. La Diputada petista señaló  también su inconformidad por avalar presupuestos electoreros con incrementos injustificados al DIF, Secretaría Particular, Secretaría General, entre otras. En fin, así quedó, prepárese para un año electoral dominado por la dádiva como mecanismo de coerción electoral. Insisto espero y la ciudadanía tome conciencia y agarren lo que les den porque finalmente son nuestros impuestos trabajando, pero a la hora de votar no tachen los nombres de los mismos que tanto han dañado a Zacatecas. Ya lo veremos.