Según analistas de Actinver, el acuerdo es positivo, ya que incorpora otra vez el Capítulo de Resolución de Controversias, lo que da una certeza jurídica a las inversiones en el país.

Por Armando Ortega

Después de más de un año de negociaciones, el domingo se anunció que Canadá se incorporaría al acuerdo comercial con México y Estados Unidos llamado USMCA.

Según analistas de Actinver, el acuerdo es positivo, ya que incorpora otra vez el Capítulo de Resolución de Controversias (antes Capítulo 19 y ahora el 31), lo que da una certeza jurídica a las inversiones en el país.

Estos son los sectores beneficiados, perjudicados y los que no sufrirán cambios significativos, de acuerdo con Actinver.

Beneficiados

En el sector comercial hay poca preocupación en torno al aumento en el monto de envíos internacionales que se podrán hacer exentos de impuestos.

Las empresas consideran que sólo productos muy especiales o específicos podrán superar la competencia de cargar con un flete internacional hecho individualmente, frente a un costo en masa tanto de producto como de transporte que tendría un e-tailer basado en México.

Por lo demás, no se esperan alzas en el precio de productos importados que pudieran alterar el patrón de consumo sensiblemente y resaltan que la mezcla de importaciones en supermercado es muy baja y en departamentales normalmente no supera una tercera parte.

“La afectación de estos ligeros cambios en TLC tendría un impacto marginal para las departamentales, por el tipo de productos que eventualmente puedan ser viables de importar individualmente por el consumidor; creemos que la ventaja de tener presencia local —especialmente un centro de distribución— será crítica en el e-commerce”, dicen analistas.

“Todas las Fibras inmobiliarias y compañías del sector Bienes Raíces Comerciales (BRC) se benefician con el nuevo acuerdo trilateral por las siguientes razones:

1.Elimina el riesgo de terminación de un acuerdo comercial entre los tres países.

2. Las reglas de origen y de composición de mano de obra, generarán más contratos para las naves industriales relacionadas a esta industria.

3. En términos relativos mantiene a México en una posición altamente competitiva a nivel global.

4. Mejora las probabilidades de que Banxico no siga subiendo la tasa de referencia este año y de que, en 2019, bajen las tasas, lo que hará que invertir en el sector sea muy atractivo.

Por otro lado, el comercio electrónico será otra industria beneficiada, debido a que se sube la barra a 100 (desde 50 actual) el límite de importaciones libres de impuestos. En logística, se espera una reactivación por un mayor movimiento de mercancía manufacturera, particularmente por mayores inversiones en manufactura ligera.

Ahora que el acuerdo ya incluye a Canadá, deberían retomarse la mayoría de los proyectos de inversión que se habían detenido después de 13 meses de negociaciones. Si se recupera la inversión, es posible que no sólo aumente la demanda por crédito, sino que también las empresas podrían generar más empleos, beneficiando también a la perspectiva de los préstamos al consumo. Estimamos que en 2019, las tasas de interés bajen, lo que favorecerá el crecimiento del crédito y mejorará la calidad de la cartera en los próximos trimestres.

Otro rubro que ven positivo en el nuevo tratado los analistas de Actinver son las provisiones relacionadas a la independencia sindical son bastante exigentes y requerirán cambios constitucionales en este trimestre. Creemos que estas nuevas provisiones podrían generar incertidumbre para las empresas mineras listadas, debido a la mayor autonomía sindical que se otorgará en México a partir de que se aprueben estas reformas. Estamos en el proceso de verificar este tema con las compañías en Bolsa.

En la petroquímica la nueva provisión es que para que una prenda textil circule libremente, debe ser manufacturada con hilo fabricado en Norteamérica. Esto podría permitir una recuperación de la industria de fibras de poliéster nacional, que entendemos ha tenido un constante deterioro en las últimas dos décadas. A pesar de que esto podría beneficiar a ALPEK, creemos que un impacto sería de largo plazo y probablemente no muy significativo.

En el transporte, la provisión de minimis se incrementó al doble del límite anterior (a US$100), lo que es positivo para firmas enfocadas al e-commerce. Entendemos que los cambios en agricultura para la relación México-EEUU son mínimos, así que creemos que esta noticia es neutral para GMXT, aunque la menor incertidumbre con respecto al tratado es positiva para este nombre. Hay buenas perspectivas para TRAXION.

El acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá, en el apartado de telecomunicaciones establece claramente que se buscará atraer nuevos operadores americanos al mercado mexicano, lo que incrementaría la competencia para las empresas actualmente listadas; podría ser particularmente negativo para AMX por su condición de preponderante.

Se establece en el tratado condiciones específicas para el preponderante y que el mayor proveedor deberá siempre otorgar acceso a la infraestructura. Vemos más competencia en el sector.

En cuanto a las empresas de cable (Televisa, Megacable y Axtel), el nuevo tratado establece provisiones específicas para limitar la capacidad de los gobiernos mexicano y canadiense de establecer impuestos a plataformas digitales de contenido tales como Netflix o Amazon Prime. Esto ayudará a mantener los elevados niveles de competencia por parte de estas plataformas vs. los proveedores tradicionales de TV de paga

Los sectores de cemento, construcción, vivienda y aeropuertos no tienen un impacto directo con la nueva información que tenemos. Se esperan más bien implicaciones secundarias que podrían beneficiar a los sectores. En el sector de vivienda, no se anticipa alguna implicación negativa, la demanda de las casas no se verían afectadas. Además, la generación de empleo puede favorecer la demanda. Con el nuevo Acuerdo, vemos una alta probabilidad de que la Regla 232 del Acero y Aluminio, no aplique para México y Canadá, lo que tendría un impacto positivo en la rentabilidad de las desarrolladoras de vivienda, en especial las que tienen proyectos de vivienda vertical con productos de más de 3 niveles.

Particularmente para el cemento en el mediano y largo plazo estimamos una mayor demanda de cemento y concreto para las inversiones directas que se hagan. Las compañías en este momento no identifican alguna preocupación, estarán evaluando las implicaciones de los puntos acordados. No vemos un beneficio directo en las compañías que cotizan en Bolsa.”

Perjudicados

En el sector de transporte aéreo, particularmente en la parte de grupos aeroportuarios no vemos beneficios en el corto plazo. Se podría generar un entorno favorable de mayores inversiones en ciertas regiones, lo cual incrementaría los viajes por negocios, pero se visualiza como un crecimiento marginal, el cual no sería un catalizador para las empresas. Para el caso de Aeroméxico, las modificaciones que se sugieren van dirigidas en la parte laboral, donde sin importar el gremio, se garantizan derechos a afiliarse al sindicato de su elección, establecer órganos independientes e imparciales para registrar las elecciones sindicales y resolver disputas relacionadas con los contratos colectivos. Asimismo, se plantean revisiones de los contratos al menos una vez cada cuatro años.

La negociación de aranceles relativos a acero y aluminio se encuentra separada del resto de los temas que se aprobaron en el tratado actual. Sin embargo, creemos que podría darse una negociación positiva en este otro frente una vez que se logró el objetivo principal en el acuerdo general de libre comercio. Vemos una alta probabilidad de que la Regla 232 de acero no se aplique a México y Canadá. Esto tendría un efecto mixto en las empresas del sector, al eliminar los aranceles aplicables de 25% al día de hoy para sus productos de exportación, pero probablemente también disminuir los precios estadounidenses de referencia de este metal.

Sin cambios

En primera instancia no vemos cambios significativos para la producción, importación y exportación de materias primas entre los tres países. Dentro de las reglas que podrían afectar o beneficiar a compañías públicas creemos que en la industria de bebidas alcohólicas en relación a la regla de denominación de origen podríamos darse una afectación marginal para CUERVO ya que producen Whiskey Canadiense (Pendelton), dicha marca representa menos del 1% de las ventas de la compañía, con lo cual no esperamos afectaciones para la compañía.

En el rubro automotriz la resolución fue casi igual a lo que esperábamos; solamente la regla de origen con salarios elevados disminuyó de 45% a 40%. En general, estimamos una mayor inversión en las compañías de autopartes, ya que las OEM’s alemanas y japonesas se verán obligadas a utilizar una mayor proporción de productos de Norteamérica. Es relevante destacar que para el cálculo del 40% de mano de obra cara, se contemplan los gastos de investigación y desarrollo, por lo que estimamos se fomentará la inversión en el país.

Se protegió particularmente a las suspensiones, transmisiones cabezas y blocks de motor, que tendrán que ser fabricadas en Norteamérica obligatoriamente, para que el vehículo pueda exportarse libremente. Consideramos que esto incrementa la ventaja competitiva de RASSINI, GISSA y NEMAK en la región. Esta protección específica no se aplicó a frenos y sus componentes. El gran ganador de esta negociación podría ser NEMAK, dado que podría incrementar su participación de mercado en el negocio de motores conforme las marcas alemanas y japonesas tengan que producir sus motores en Norteamérica.

Información de FORBES.