Por Norma Galarza

Ulises Mejía Haro arriba en las encuestas.- En una muestra demoscópica que circuló desde el día de ayer tarde y hoy, evidencia al candidato de la coalición “Juntos haremos Historia”, con una ventaja de más de 10 puntos porcentuales, sobre su más cercano competidor. Al parecer el trabajo proselitista que ha realizado el empresario zacatecano ha sabido conectar, con las y los votantes capitalinos. Sorprende sin duda, que el segundo puesto lo ostente Arturo López de Lara y en tercer sitio, pegadito al hijo putativo de Chavelo Trejo, la casa encuestadora que signa bajo el título Truedata, ubica en un empate a Cuauhtémoc Calderón y al priista Julio César Nava. ¿El arrastre de Morena? Uno de los factores que inciden sin embargo pese a lo que se rumoraba antes de las definiciones de las candidaturas el vástago de Toño Mejía, ha demostrado que tiene lo suyo y se ha ganado la confianza de la gente del municipio del que seguramente será alcalde después del primero de julio. Al tiempo.

Disculpas.- Con un tono lacrimoso el día de ayer, Benjamín Medrano, demostró que lo suyo, lo suyo no es la actuación. Y es que ante el vapuleo que ha recibido el ex Diputado Federal, Ex Alcalde e imitador, luego de que se fuera de la lengua e hiciera comentarios desfavorables contra las madres solteras, de los que luego se disculpó, pero  con una soberbia discursiva en la que en lugar de ofrecer una autodefensa sincera, le echó más leña a la hoguera. Hoy pertinentemente  y con Benjamín en campaña en vez de concentrarse en formular propuestas e intentar que la pifia que lo marcó se borre con el tiempo, recurrió a tratar de arreglar una relación con las madres solteras, que como el jarrón que se rompe, difícilmente vuelve a quedar igual aunque use el mejor pagamento. Además, no solo es la frivolidad con la que, en su historia reciente de político, -desde que abandonó el barco monrealista y decidió defender la insignia tricolor- ha abordado algunos temas, tiene en su contra que sobre su espalda carga el estigma de un trienio cargado de la más vergonzante corrupción  de la que los fresnillenses tengan memoria.

Reciclajes.- El día de ayer el candidato a Diputado local por el V distrito, y personaje cercano al monrealismo, Héctor Menchaca, en una visita por varias comunidades de la cabecera municipal de Fresnillo, hizo la promesa más trillada y reciclada en todas las elecciones: combatir la pobreza. Y es que la pobreza ha sido el emblema por décadas de candidatos que ya no la usan como una promesa que se pueda realizar, sino como una muletilla ante la carencia de propuestas realizables en el corto plazo, que es el terreno en el que se desenvolverán dichos candidatos en caso de llegar a la curul de la Legislatura. Además, al legislativo no le corresponde “acabar con la pobreza” como dice Menchaca, o a menos que el aspirante a diputado local, crea que con los casi 200 mil pesos mensuales, que les llegan en el Congreso, serán suficientes para eso. En fin, propuesta emanada de la demagogia. Ojalá todos los candidatos fueran más serios y más creativos a la hora de ir con la gente a intentar convencerlos. Feliz fin de semana