Por Norma Galarza

Economista y directora de La Cueva del Lobo

  •  Benjamín Medrano, ¿ignora que discrimina?

  • Diputados del bloque oficial; leales a MAR

Benjamín Medrano, ¿ignora que discrimina?.- Haciendo alarde de que en su zona cerebral habitan dos simios tocando afanosamente los platillos, Benjamín Medrano, nuestro flamante diputado federal (así con minúsculas) abrió las fauces en el programa Al tiempo que conduce Francisco Elizondo, para dejar ver que en ese cuerpecito habita un ser lleno de prejuicios contra las etnias nativas de nuestra tierra. “Yo he visto, y no es que yo quiera ofender a nadie, pero veo como a tres o cuatro representantes de la izquierda que son indígenas, y que sólo por la cuota de tener un indígena y las señoras no saben escribir, no saben leer, no saben nada. Ni siquiera cómo defenderlos. Entonces para qué quieres ahí una representante indígena cuando ni siquiera sabe cuáles son sus derechos”, esas fueron literalmente las palabras que salieron de la boca del ex petista mutado a priista  a últimas fechas.

Benjamín Medrano, ¿ignora que discrimina?.-  El contexto de su discurso fue la defensa de la iniciativa del tricolor que pretende eliminar las diputaciones plurinominales, y pese a que se le señaló el caso de Carmelita Salinas su compañera Diputada, el Benjamín insistió al señalar que ella por lo menos sabía leer y escribir y además era actriz. Lo que más extraña es que siendo parte de una de las minorías más lastimadas por la discriminación en un país caracterizado por la homofobia, haya dejado hablar a su hígado, contra otra minoría invisibilizada en nuestro país. Sin duda, la ignorancia en el Congreso de la Unión no es privativa de ningún grupo étnico, porque es evidente que al imitador que vio mejor futuro en la política, le haría bien leer un poco sobre un derecho fundamental que es letra muerta en nuestra carta magna; el derecho a la no discriminación. Además, gracias al pensamiento racista de personas como él, los grupos étnicos, viven en la más oprobiosa desigualdad en nuestro país.  Ojalá legislaran para que a las cámaras no llegaran personajillos como el saqueador de Fresnillo,  quien flagrantemente desconoce los derechos de los ciudadanos. Mínimo, la exigencia para ocupar una curul debería ser tener conocimiento y entender la constitución política mexicana. El colmo de la soberbia se notó, cuando ofrece una disculpa muy al estilo (de acuerdo a la leyenda) de Galileo Galilei quien después de que se salvó de la hoguera por herejía, masculló mientras se alejaba la frase: “Sin embargo se mueve” al hacer referencia a la rotación terrestre. En ese sentido la disculpa de Benjas. Pfff para llorar.

A Miguel Alonso lealtad y agradecimiento.- Mientras la tierra temblaba en el sur del país, el bloque oficialista del PRI, verde-panal ese mismo 19 de septiembre,  abría una grieta en el suelo zacatecano y enterraba la cuenta pública 2015 que contenía observaciones por más de 221 millones de pesos y que comprometía a Miguel Alonso Reyes y a casi la mitad de su gabinete. Con el esfuerzo que conlleva levantar la mano,  14 legisladores en total, daban pase directo a la impunidad al amo de muchos de ellos, a quien más de uno de la lista de las y los que encabezan las curules por el tricolor,  le debe su lugar en el Congreso. Otros, como los ex funcionarios del gobierno alonsista como Le Roy Barragán Ocampo y José María González Nava, se abstenían por el simple hecho de que tenían cola que les pisaran. Lo que ocurrió en Zacatecas a la par del sismo, es la prueba más clara de cómo funciona la política mexicana.

A Miguel Alonso lealtad y agradecimiento.- Usted, querido  ciudadano responsable, emite su voto para que la cleptocracia, quede impune como en este caso. Más claro. Cuando la gente votó  por  Carlos Peña Badillo como el ejemplo más representativo emanado del alonsismo, debió saber que él ya había empeñado su lealtad a Miguel Alonso Reyes. Le debía mucho, por ejemplo MAR lo catapultó del puesto de cargador de teléfonos celulares en la  Secretaría Privada a Presidente Municipal de Zacatecas, luego, si hubo un candidato al que el Gobierno del Estado apoyó fehacientemente fue a Carlos Peña, quien logró el pase automático al fuero como Diputado. Lo peor es que el de Peña Badillo no es un caso único, hay 14 buenos amigos de MAR en la LXII Legislatura que llegaron ahí con el firme propósito de cubrirles las espaldas tanto al ex gobernador como a varios de sus funcionarios. Craso error creer que la mayoría votada para el Congreso en 2016 no se mimetizaría en la inercia de repetir las prácticas de sus antecesoras, como esa de solapar la corrupción. Entre políticos hay códigos, que se respetan,  finalmente esos códigos son los que garantizan la permanencia de la plutocracia en el poder. Ante este panorama, es necesario que para la próxima elección analicemos muy bien a qué personaje corrupto vamos a proteger a la hora de emitir nuestro sufragio.