Por Norma Galarza

TELLO REFINANDO EL ARTE DE HACER LAS COSAS IGUAL.- Hace exactamente 5 años con 8 meses, el ex gobernador, Miguel Alonso -hoy becario de FONATUR- cumplía casi 4 meses de iniciar un sexenio marcado por la retórica de un combate frontal a la corrupción de la que acusó hasta el cansancio – solo mediáticamente- a su antecesora Amalia García. Hace también casi 4 meses inició el Gobierno que se autopromocionó desde sus inicios como “diferente”. Hoy hay evidencias palpables de otro lamentable divorcio entre el discurso y la realidad.  ¿Aún recuerdan al “no político” Alejandro Tello en su toma de protesta donde para variar, mientras prometía austeridad, se proclamaba guerrero andante de la lucha contra la corrupción y casi casi salvador de lo zacatecanos?

ALEJANDRO TELLO SE TRAGA SU RETÓRICA.- Pues nada. A poco menos de 4 meses de la gala a la utopía que nos catapultaría al nirvana zacateco,  la ilusión de un sexenio diferente se diluye entre la “timoratez” de un Gobernador que se traga sus palabras entre la abulia y la receta de “más de lo mismo” que nos acaba de prescribir el día de ayer de la mano de sus esbirros en la  Legislatura. Poco le duró a Tello Cristerna, la careta de salvador de patrias.  Las pruebas de que todo ha sido una farsa están en el proyecto de Presupuesto que se votó ayer en el Congreso del Estado.

LEGISLADORES COMPARSAS.- Los legisladores en su mayoría -salvo honrosas excepciones de oposición-, respaldaron la propuesta de seguir con la dinámica inaugurada durante la gestión de Alejandro Tello como Secretario de Finanzas, el endeudamiento. Y no sólo, eso ante la crisis financiera que nos heredaron las tranzas de Miguel Alonso y todo en aras de cubrir los baches que dejó el exgobernador, se aprobó también mayor carga impositiva para los zacatecanos, pagaremos, por lo pronto, más impuesto predial.   Con sus proyectos de ingresos y egresos, Alejandro Tello, develó que es en realidad, tan solo la caricatura de un hidalgo en franco combate a la corrupción y un histrión más, que presume austeridad.   Pronto se le cayó el insostenible  teatrito. No tardó mucho en refrendar a quien sirve, en exhibir quien es su “papá” político.

AUSTERIDAD, LA FARSA.-  ¿Un gobierno austero? Solo en la retórica,  ya que  hace días el especialista en Economía Financiera Contemporánea de la UAZ, Roberto Esquivel, entrevistado por la periodista Renata Ávila, dilucidaba las inconsistencias entre el discurso de supuesta austeridad del gobierno de Tello y el destino que se prevé para los dineros en el Presupuesto de Egresos. En ese tenor, mientras se presume un gobierno austero, a la Secretaría de Administración, que cumple la función de dar el visto bueno a las compras de vehículos, otro mobiliario y equipo, contrato de personal, pagar servicios como internet y telefonía celular; se le aumentará el Presupuesto más del 60 por ciento. Así es, esa dependencia pasará de 186 millones de pesos que ejerció en 2016, a  316 millones 290 mil pesos en 2017. Pues sin duda el panorama para Zacatecas, será como el significado de las siglas de esta dependencia, sad (triste,  en inglés),… Nos vemos de hoy en 8 días.