Redacción

Zacatecas, Zac.- Bajo del pretexto de la “viabilidad financiera” y de manera arbitraria, el ñDirector del Colegio de Bachilleres del estado de Zacatecas, Rafael Sánchez Andrade, ordenó suspender el pago de su quincena a mil 500 trabajadores de este subsistema educativo. La medida, la cual afecta a miles de zacatecanas y zacatecanos, ya recae evidentemente en el fincamiento de graves delitos por parte del funcionario como la probable comisión de delitos contra el trabajo, abuso de autoridad, administración fraudulenta y ahora, retención salarial.

En días pasados, tras una visita que realizó el director general del COBAEZ a la Secretaría de Finanzas, trascendió en los pasillos de esta dependencia cómo presentó Rafael Sánchez Andrade su plan de aplicar un recorte a las prestaciones contractuales y la suspención del pago quincenal de los mil 500 trabajadores para ajustar sus números. En ésta y otras reuniones, asesores de diversas áreas de la Secretaría General de Gobierno e incluso de Finanzas, le han advertido al funcionario la gravedad de las acciones tomadas en contra de los trabajadores del Colegio de Bachilleres y las implicaciones legales de éstas.

En contraparte, ante este grave acto, el Sindicato Único de Personal Docente y Administrativo (SUPDACOBAEZ), presentó ya ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Zacatecas una denuncia penal contra Sánchez Andrade la probable comisión de delitos contra el trabajo, abuso de autoridad, administración fraudulenta y retención salarial ante la Unidad Especializada en Delitos contra Servidores Públicos.