• Según Godezac y SSP los Centros Penitenciarios están a la altura de hoteles 5 estrellas Radisson, Hyatt o Sheratton.

  • Oootra del Godezac: dan publicidad gratis a Soledad Luévano; se suben al ring en una pelea que no era suya y sin guantes, protector bucal, pero sí con harta vaselina.

  • Un reto poder salir a que nos peguen otros vientos; cero opciones de vuelos a otros destinos.

 Por: El Caimán

Resulta mis lectores que, según nuestro góber Tello y el mismísimo señor Seguridad Pública, Camberos, los Centros Penitenciarios están en paz, cuentan con infraestructura, gozan de perfecto orden y que casi se convierten en monjas capuchinas los reos; hasta los caimanes del pantano más denso han oído que los presos rezan presurosos el Angelus apenitas dan las 6 am.

Cuestión, pienso, que a la responsable de velar por los Derechos Humanos, –que defiende más a los malos que a los buenos–, la hicieron despotricar, pues en dos patadas (declaraciones ante medios), estos hombres (Tello y Camberos) echaron abajo un trabajo completísimo de años por parte de los Visitadores de la CDHEZ y, creo, pegó el brinco hasta el techo. Y eso que Luz Domínguez Campos, no ha soltado el informe bomba de las torturas, como la pedicura extrema, el baño de agua con hielos pa’ la circulación y reumas, el curso de buceo sin tanque de oxígeno y demás cuestiones, recalco más allá de lo irónico, terribles.

“Vamos a engancharnos, darle juego y hacerle publicidad gratis a la competencia (Morena) y su candidata a Senadora, Soledad Luévano Cantú”. La Netflix, estoy cavilando sesudamente del ¿¡Por qué rayos el Godezac tuvo esa gran idea!? Ni Carlos Alazraki hubiera planteado tan bien una campaña mediática y, lo peor, ¡le contestan en radio, televisión, Whatsapp, Facebook, Twitter, Señales de Humo, chismógrafo y cual más medio pudieron aparecer… ¡Ay, Jorge Miranda! Y ¡Ay, de los “asesores” de comunicación!

No doy con bola, se los jurito. Traen a “expertos” en comunicación social para que les den cursos y NADA, –que en serio, entre más estrafalarios, tatuados, pelos de colores (que ni un punk usaría) y con perforaciones hasta en la… bueno, brindan cursos y, ¿qué creen? NADA, no aprenden esos muchachillos que van por llenar las horas y tener su diploma.

“Me tropecé de nuevo con la misma piedra”, cantara Julio Iglesias. Y es que así no’más no se puede; no hay quién le ayude a este barco llamado Zacatecas, capitaneado por el mítico capitán Kirk (Tello), como en Viaje a las Estrellas. Bien por Soledad que, o le apostó a eso la verdad o fue Serendipia, shit happens o en mexicano: “le salió como el burro que tocó la flauta”.

La oferta de vuelos, para ir a otro lugar a tirar nuestros devaluados y lucir nuestras panzas al sol o visitar familiares, es nula en Zacatecas. O es a Gringolandia o a la vetusta ce de eme equis (CDMX), qué hueva. ¿No puede ser el gobierno más dinámico en eso? Y lo pregunto dado que, en el ámbito de los billetes, existen cantidades de unidades mineras, empresas multinacionales, maquiladoras y cuantas más cosas que se jactan de presumir.

Para ir a otro sitio que no sea Ciudad de México, Houston o Chicago, tenemos que ir a gastar dinero en traslados a Monterrey, Guadalajara o a la colonia más guapa de Zacatecas (Aguascalientes). A nadie le importa al parecer. Lo mismo pasa con las carreteras: las de cuota son, carísimas y las carreteras libres tienen más baches que cara de puberto, sin señalamientos y los que permanecen son usados como tiro al blanco, además que son tan peligrosas como gorda en tobogán en vacaciones de verano y con alberca llena.

Huelga decir que estados como Aguascalientes –ya sé qué dirán, tiene como 3 municipios–, pero se han puesto las pilas para tener en orden las prioridades y que haya inversión, como lo es la mejora de sus redes viales, aeropuerto y demás accesorios. Zacatecas, con 58 municipios y no nos ponemos de acuerdo. Oaxaca, con 570 municipios y tienen aeropuerto decoroso y con más vuelos internacionales; Puebla, con 217 municipios y con aeropuerto de primera; Veracruz, con sus 212 municipios y un gran aeropuerto y finalmente Michoacán, con 113 municipios y su aeropuerto internacional a todas margaritas.