Por Andrés Vera Díaz

 

Ayer Carolina Viggiano, coordinadora de la Segunda Circunscripción presentó al equipo de campaña de Meade en Zacatecas, pero previo a una rueda de prensa escueta en el contenido, en la sede estatal del PRI se habían dado dos reuniones con la estructura del tricolor para analizar perspectivas.

El resultado fue una fuerte llamada de atención ante la muestra de encuestas que manifestarían la derrota en 3 distritos federales – ya que sólo en el cuarto aventaja Roberto Luévano y no de forma holgada- . En los demás, Alfredo Femat, Marco Flores y Mirna Maldonado superan a sus contrincantes, y es que las pugnas internas no han permitido afianzar la estructura. Inclusive, la propia Viggiano había sugerido el cambio de candidatos de forma urgente porque simplemente no prenden.

Uno de los focos rojos que más llamó la atención en las reuniones fue el caso Fresnillo, donde inclusive los candidatos habían reprochado la falta de presencia y programas mediáticos del propio Gobernador Tello, dejando toda la posibilidad de que Morena y los Monreal se llevaran el carro completo en esa demarcación y sus 3 distritos locales.

Sonó inclusive, que Maldonado aventaja con buen porcentaje de intención de voto a Norma Castorena, y Saúl dobletea a Pepe Haro. Tanta es la alarma, que hasta los Bonilla han entrado al quite, pues el propio Fito que asistió a la convocatoria de la coordinadora llamó a la unidad.

“Esto no puede ser, ustedes son el PRI”, sonaron las palabras retumbando la sede estatal según algunos asistentes. Y es que la propia filtración de los acontecimientos, es la muestra intrínseca de la preocupación engrandecida por los desacuerdos. Es de alguna forma, un grito de auxilio a las viejas bases del partido.

No es para menos, voces en tono bajo y entre pasillos admiten que la contienda es muy complicada, por eso a echar mano de la experiencia de Jaime Santoyo y el propio Rafael Gutiérrez, quienes conocen a fondo las formas de movilización, entre las cuales es la gestión para la entrega de apoyos a la ciudadanía. Sin embargo, aquí yace otro problema, es tanta la desorganización, que candidatos, diputados tricolores y dependencias gestionan las mismas cosas, sin saber a quién echarle el efecto electoral.

Además, súmele el hecho de que los diputados suplentes en la LXII Legislatura llegaron descontentos, porque las herramientas legislativas no les serían entregadas durante el proceso electoral, y si a esto le agregamos el hecho de que bajo la jurisprudencia del Trijez, que señala no hay necesidad de abandonar el cargo para buscar la reelección, algunos ya piensan en retornar al curul, claro, si es que finalmente la Secretaría de Finanzas da luz verde para entregar las famosas herramientas. Esto sin duda provoca otro frente, ¿así como operar a favor?. Siempre, siempre, es cuestión de dinero.

Por lo pronto, los esfuerzos es ganar posiciones a diputados locales, porque también entredientes, se admite que AMLO ganará la elección en Zacatecas, entonces la forma importante para Tello es preservar el Congreso local, puesto que si no logran la mayoría, tendrá 3 años de un difícil mandato. Aunque también, siempre está la técnica del maiceo. Al tiempo.