Agencia EFE/29 de julio 2016

  • Save The Children denunció el hecho; reportan veinticinco heridos tras el ataque de aviones de guerra contra el centro médico

BEIRUT. Un hospital materno-infantil, respaldado por la ONG Save the Chidren, fue golpeado el día de ayer,  por un bombardeo al norte de Siria, donde hubo un número indeterminado de víctimas, informó la propia organización en Twitter.

La ONG apuntó que el ataque se registró en la provincia septentrional de Idleb y mostró un video con imágenes de los destrozos causados por el bombardeo.

“Se trata de la primera vez que ha sucedido algo así contra una de nuestras instalaciones en Siria”, señaló Caroline Anning, portavoz de Save The Children al diario británico The Independent.

También el Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que hubo varios heridos por un ataque de aviones de guerra contra un centro médico y otro de la Defensa Civil en el pueblo de Kafr Tajarim, en el norte de Idleb.

Esta fuente no precisó si las instalaciones sanitarias atacadas eran el hospital materno-infantil al que se refiere Save the Children.

Por otro lado, el Observatorio agregó que al menos cinco civiles murieron, entre ellos una menor, y otras veinticinco personas resultaron heridas en un ataque similar contra varias áreas de la localidad de Salqin, también en el norte de Idleb.

Los bombardeos a instalaciones sanitarias se han convertido en un táctica común en el conflicto en Siria.

En la última semana, cuatro hospitales de campaña de la provincia de Alepo -tres de ellos en su capital homónima, y otros en la población de Atareb- han suspendido sus servicios por ataques aéreos.