• Benjamín Medrano y ¿ fresnillenses con  síndrome de Estocolmo?

  • Cuauhtémoc Calderón, el más avanzado rumbo a la alcaldía de Zacatecas.

Por Norma Galarza

Benjamín Medrano y ¿fresnillenses con síndrome de Estocolmo? I.-  ¿Será que los priistas quieren probar que los fresnillenses tienen del síndrome de Estocolmo con el nombramiento de Benjamín Medrano como candidato a la alcaldía municipal? Es posible.  Luego de que Pepe Haro decidió renunciar a la posibilidad de pelear la reelección por el municipio que vio nacer al premiado fotógrafo Pedro Valtierra, Medrano Quezada, entra al quite en una elección municipal que sin duda luce desangelada y aunque no parece la decisión  más sabia del priismo estatal, el Divo de Nochistlán, ya recibió el espaldarazo del líder estatal del tricolor, Felipe Ramírez Chávez. ¿Tendrán confianza ciega en la desmemoria de los habitantes de El Mineral? ¿O realmente ven posibilidades en que Benjas le signe la tercera derrota al cachorro del clan Monreal? Vaya usted a saber. Lo que es cierto es que el escenario no luce planchado para Medrano Quezada como en tiempos del Alonsismo, corriente de la que salió docto en copiar mañas. El oriundo de Nochistlán no llega en su mejor momento, ya que suma el desgaste natural de 6 años en el poder de su partido, más el desgaste de lo que en el anecdotario colectivo de los fresnillense llaman una de las peores administraciones de los últimos años, la que él encabezó.

Benjamín Medrano y ¿Fresnillenses con síndrome de Estocolmo? II.-  A eso agréguele que Medrano incrementó el repudio de la gente gracias a su tendencia a la verborrea con declaraciones desafortunadas que lo obligaron a emitir disculpas que nadie tomó como sinceras. Y por si regarla sin pudor fuera poco para el ex alcalde,  también tiene cuentas financieras pendientes, que los de ese municipio recuerdan aunque se les quiera tomar por desmemoriados. En ese sentido no se ha olvidado que fue durante su administración que se documentó uno de los desfalcos más memorables de la historia de aquellos lares.  Y aunque los archivos de “Benja” exhibidos por la Auditoria Superior del Estado, que suman casi 44 millones de pesos, siguen bajo el amparo de la omisión  que se logra gracias a compadrazgos, la gente sí los tiene muy presentes. Así, con todo en contra el Diputado Federal, viene apostándole a la amnesia del electorado  al que pretende volver a gobernar, o peor aún, a que padezcan el síndrome de Estocolmo. Mal.

Cuauhtémoc Calderón, el más avanzado rumbo a la alcaldía de Zacatecas.  Ya es oficial. Cuauhtémoc Calderón acudió ante autoridades del IEEZ para  registrar su candidatura para contender por la Presidencia Municipal de Zacatecas. Si bien hubo cambios desde que inició el proceso electoral 2018, porque ahora lo abandera solo el Partido Verde, el empresario es el candidato que tiene más posibilidades de ganar. Y es que dicen ciudadanos que respaldan su proyecto, que en el caso de la capital, importa el candidato, no el partido que lo postula. Si bien es cierto que el Verde por sí solo no ha logrado consolidar una estructura municipal importante, Calderón Galván si logró que el trabajo comprometido y cercano a la gente fuera el respaldo más valioso para ganar la confianza de los zacatecanos. En ese tenor, pese a que lo habían bajado de la contienda primero de Morena y luego del PRI no han podido bajarlo de las preferencias electorales. Con todo y  los exabruptos en su candidatura que ha significado el cambio de partido  desde Morena hasta el Verde, el empresario restaurantero sigue siendo el favorito para llegar a la alcaldía. A esto súmele que en Morena, el partido que se suponía tenía todas las de ganar en la capital, ya trae intenciones de tumbar a Ulises Mejía, es decir como carcerberos, morenistas siguen en pugnas halando el hueso cada cual para su lado.  Triste su caso. Por lo pronto, sin querer, están beneficiando al candidato al que le hicieron el feo.